La famosa frase de “menos es más” toma relevancia en el SEO cuando hablamos de publicar posts sin sentido en un blog pensando que va a beneficiar al posicionamiento, pero logrando el efecto contrario. Son muchos los que piensan que por escribir una mayor cantidad de posts o artículos más largos ya tienen el éxito asegurado en su blog en lo que al SEO se refiere, y no pueden estar más equivocados.

La calidad del contenido y la constancia son algunos de los factores importantes a la hora de hacer SEO de la manera adecuada para conseguir llevar un blog a lo más alto, y, a continuación, damos algunas de las claves para conseguirlo.

Claves para hacer SEO: Calidad vs. Cantidad

hacer seo

Escribir un mayor número de posts no es beneficioso para el ranking de Google si los contenidos no son útiles y relevantes para los usuarios. Por eso, a veces, para hacer SEO, es mejor publicar menos contenido, pero de mayor calidad, que publicar a lo loco y sin sentido. ¿Qué considera Google como un contenido de calidad?

  • Debe ser un contenido 100% original, que no tenga texto copiado.
  • La semántica cobra mucha importancia, ahora repetir la palabra clave mil veces en el texto lo único que hará será perjudicar al blog. Por eso, el contenido debe ser relevante y útil para el lector, utilizando la palabra clave en el título, en algún subtítulo y en alguna parte del texto, y dentro de un contexto en el que se vea claramente el tema que se trata. También está bien aprovechar para usar sinónimos para dar más calidad al contenido. La clave es no centrarse en escribir para el SEO, sino para el lector.
  • Los enlaces que se incluyan en el texto deben ser también relevantes y llevar a páginas de calidad y con contenidos que estén relacionados al tema que se trata. Lo ideal, es incluir algún enlace externo (a poder ser a páginas internas con contenidos, no a la home), y también algún enlace interno (SEO On Page).
  • Contenidos visuales: es importante añadir contenidos visuales como imágenes o vídeos que sean relevantes y tengan sentido en el post. De esta forma, el artículo será más atractivo visualmente y estará mejor estructurado.
  • Estructura: esto también es esencial. El post debe estar muy bien estructurado, con etiquetas h1, h2 y h3, con párrafos que no sean demasiado largo, con imágenes, etc., para que tanto Google como los usuarios puedan leerlo más fácilmente.
  • Textos largos sí, pero siempre y cuando sean de calidad. Es verdad que los textos más largos se posicionan mejor en el buscador, pero si simplemente se añade texto sin sentido para hacerlo más largo, el efecto puede ser el contrario. En tan caso es mejor un post corto pero útil y relevante para el usuario.

Hay que tener en cuenta, que cuando un contenido tiene calidad, tiene más posibilidades de ser enlazado en páginas con autoridad y de ser compartido en las redes sociales por los usuarios, y esto es lo que hará también que mejore el posicionamiento SEO del blog en Google y otros buscadores.

Los contenidos en los que se utiliza el clickbaiting están muy perseguidos hoy en día, tanto por Google como por Facebook, por lo que compartir tus posts con un título que engancha para luego llevar a un contenido que no cumple con las expectativas de los lectores únicamente servirá para perjudicar. Es necesario que el título deje bien claro con qué se van a encontrar al hacer click en él y que luego aterricen en un contenido que merece la pena, pensando hacer SEO, sí, pero siempre sin olvidarse de que nos dirigimos a personas humanas.